miércoles, 28 de octubre de 2015

Crónica de una tarde Azul y Plata.

Inmersos en el mes de Octubre y… si paseamos intramuros de la ciudad, nuestros sentidos  pueden recrearse con los  olores, sabores  y colores típicos del Otoño Sevillano.
Las Hermandades de Rosario, realizan sus salidas procesionales y aportan a las calles sevillanas las enjundias propias  de cada barrio, Hermandades de rancio abolengo, que en algunos casos nos retrotraen a la grandiosidad de  siglos pasados.

 El mes de Octubre  de este año tiene algo especial, el barrio de San Julián ha celebrado el 450 aniversario de las primeras reglas penitenciales de la Hermandad de la Hiniesta. Muchos son los actos que ha preparado nuestra Hermandad vecina  para este acontecimiento, exposiciones, conciertos, convivencias y como acto principal la Misa Estacional celebrada por el Sr. Arzobispo de Sevilla D. Juan José Asenjo y la salida procesional de la Dolorosa de Castillo Lastrucci por las calles del barrio en la tarde del día 24 del mes del Rosario de 2015.

En la Cuna de la Devoción Pastoreña, tanto la Comunidad de Capuchinos como nuestra Hermandad, recibimos la noticia de que la Dolorosa del Domingo de Ramos nos iba a visitar en esa gloriosa tarde. Esta noticia nos  lleno de júbilo a todos y  pronto se puso manos a la obra para recibir como se merece a la Santísima Virgen bajo el bucólico titulo de Hiniesta.

Llegó la esperada tarde, el arco de entrada  al Compás de nuestro Convento se  exornó para la ocasión, con telas de color azul y tapices celestes con la  leyenda “Capuchinos Sevilla, Cuna de la Devoción Pastoreña, guirnaldas verdes entrelazadas de lazos celestes y presidiendo el altar central, dentro de un templete , el Relicario con el Boceto de la Primera Pastora del mundo , que con tanto celo y cariño guardo nuestro querido y primer propagador de la Divina Pastora, el Venerable Padre Isidoro de Sevilla.

Entre gran gentío llegó a nuestra puerta el paso de palio de Nuestra Señora de la Hiniesta al son de la marcha Pastora de Capuchinos, allí recibió el cariño de los Capuchinos de Sevilla y de nuestra Hermandad, que la esperaba corporativamente. La Junta de Gobierno al completo con estandarte y varas. Fueron muchos hermanos Pastoreños los que allí se acercaron y quisieron estar presentes en este punto para elevar su oración a la Madre de Dios bajo los títulos de Pastora e Hiniesta. De esta manera se cumple un verso de nuestros pregoneros

                   Y…, se encontraron frente a frente,
                   La Amapola de mi huerto y,
                   La Hiniesta Azul Celeste.

Después de este momento en el que estuvimos por un ratito en el cielo, la Hiniesta se despedía de todos los Pastoreños allí presente dejando en todas nuestra caras un rastro de felicidad contenida, sabiendo que habremos vivido una tarde  otoñal de Azul y Plata.

Fotos: Israel Caballero
           Fernando Serrano
           Arte Sacro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.